En un acto desesperado y a través de argumentos sin el debido sustento, un grupo de docentes y estudiantes, pretenderían solicitar y aprobar la declaratoria de la vacancia del rector de la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión (Undac), Felipe Yali Rupay, mediante un auto convocatorio a una reunión extraordinaria de la Asamblea Universitaria, que lo desarrollarían en las próximas semanas.

Cabe aclarar que la actual gestión fue elegida legal y democráticamente por voto universal. Desde su elección, las autoridades universitarias desarrollan normalmente sus actividades académicas y administrativas. En ese sentido, este comportamiento irresponsable de algunos catedráticos y alumnos, no hace más que perjudicar los intereses de la comunidad universitaria y afectar la estabilidad institucional de la primera casa superior de estudios.

Tras los rumores de una posible vacancia, el rector Felipe Yali Rupay, dijo estar tranquilo y aseguró que en el marco de la ley, son cuidadosos del cumplimiento de sus funciones y estarán pendientes de las acciones posteriores. Dejará que continúe el debido proceso, donde se ventilará si existe o no, responsabilidades. 

“Son planteamientos, tal vez ideas que quieren imputar algunos cargos de trabajos y decisiones técnicas respecto a obras u otros asuntos más. Sin embargo, estamos tratando de llevar la institución como se debe conducir”, enfatizó.   

Es necesario precisar que según lo establecido en el Artículo 76 de la Ley Universitaria 30220, son causales de vacancia:

  • 76.1. Fallecimiento.
  • 76.2. Enfermedad o impedimento físico permanente.
  • 76.3. Renuncia expresa.
  • 76.4. Sentencia judicial emitida en última instancia, por delito doloso.
  • 76.5. Incumplimiento del Estatuto y de la presente Ley.
  • 76.6. Nepotismo conforme a la ley de la materia.
  • 76.7. Incompatibilidad sobrevenida después de la elección.
  • 76.8. No convocar a las sesiones de los órganos de gobierno de la universidad en los casos contemplados por el Estatuto y la presente Ley.

En relación a las supuestas cartas fianza falsa de dos cooperativas, Yali Rupay, fue categórico en precisar que al solicitar información a la oficina de tesorería, como encargada de custodiar, verificar la procedencia, la vigencia, la regularidad u originalidad de dichos documentos; tuvo como respuesta que las entidades financieras que expidieron las cartas, certificaron su legalidad y confirmaron que pueden emitir cartas fianza, a favor de empresas que intenten adjudicarse una obra de gobiernos locales o regionales u otras entidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *